Return to Headlines

Mes de la Herencia Hispana: Elsa Gonzalez, MES/Línea de ayuda/Intake Center

Mes de la Herencia Hispana

Durante el Mes Nacional de la Herencia Hispana, festejamos y honramos el trabajo, ejemplo y aportaciones de algunos miembros del personal de las Escuelas Públicas de Wichita. Estas son sus historias:

Elsa Gonzalez

MES/Línea de ayuda/Intake Center

¿Por qué te enorgullece ser Hispano?

Una de las razones por las que me enorgullece ser Hispana es por los valores familiares que nos han inculcado nuestros padres y abuelos. La belleza de nuestra cultura, el idioma, las comidas, todo lo que influye en eso.

¿Qué te gustaría que las generaciones más jóvenes sepan sobre lo que significa ser Hispano?

Una de las cosas más importantes que comparto con ellos, es que nunca se avergüencen de ser hispanos o hijos de hispanos, de su cultura, de quienes son. Porque cuando vemos a nuestra gente, vemos nuestra cultura, vemos los sacrificios que hicieron nuestros padres y todos los que han luchado por nosotros. No se avergüencen, luchen y sean el ejemplo que les han dado a ustedes. Sean luchadores y, sobre todo, que no pierdan el idioma. Siempre traten de hablar español.

¿Algo de tu historia o de la historia de tu familia que te gustaría compartir?

Hay muchas cosas que me gustaría compartir. Estoy muy agradecida por la oportunidad de haber venido a este país. Fue una manera de aprender algo diferente, porque yo vengo de un pueblo pequeño y llegué una ciudad grande con muchos edificios, llegué primero a Los Ángeles, y fue un cambio total. Cuando uno viene no conoce el idioma, no conoce las comidas; uno llega con una cultura, pero aprende muchas más en este país.

Yo tuve el privilegio de venir ya sabiendo un poco de inglés, y ya cuando tuve mi familia, a mis hijos, me impactó ver la necesidad de ayudar a la gente a comunicarse. Cuando mis hijos comenzaron a ir al kínder, estoy hablando tal vez del año 95, vivíamos en Los Ángeles, en donde vivíamos culturas mixtas de diferentes razas y vi la importancia de la comunicación. Yo comencé como voluntaria, ayudando, veía que alguien no entendía lo que le estaban diciendo y yo intervenía y me ofrecía a ayudar para comunicarse con ellos y fue algo que me dio mucho gusto hacerlo porque mi deseo no era un trabajo que me pagara, yo quería que la gente supiera lo que estaba pasando o lo que les estaban diciendo. Me encanto tanto y lo seguí haciendo que el resultado fue que al final se me ofreció un trabajo para hacerlo de manera formal, porque no había nadie que lo hiciera. Entonces, se puede decir que ahí fue donde yo inicie y me siento orgullosa de poder hacer lo que estoy haciendo porque siempre me ha gustado el trabajo y en especial si se trata de hacer algo por los demás, no solamente por mi familia, por los nietos, por los hijos, sino por la comunidad en general. Para mí es como regresar un poco de lo que yo también he recibido y por eso le he inculcado a mis hijos, que ahora ya son profesionales, y de igual manera a mis nietos la cultura, la comida y motivarlos a que aprendan otros idiomas. Porque no importa de donde venimos, lo importante es que nosotros también podemos y tenemos la capacidad de salir adelante.