Return to Headlines

Mes de la Herencia Hispana: Angela Leiva, Línea de Ayuda/español

Mes de la Herencia Hispana 

Durante el Mes Nacional de la Herencia Hispana, festejamos y honramos el trabajo, ejemplo y aportaciones de algunos miembros del personal de las Escuelas Públicas de Wichita. Estas son sus historias:

Angela Leiva

Línea de Ayuda/español

Angela Leiva¿Por qué te enorgullece ser Hispano?

Para mí, ser Hispana es un privilegio, por la historia que hay detrás de mí. No solamente como persona que nació en Latinoamérica si no por mis ancestros. La cultura de dónde vengo, es una cultura muy rica. Me encanta que al venir a un país extranjero me he podido unir con personas de diferentes países latinoamericanos. He aprendido mucho de las personas con las que he interactuado y me he dado cuenta de que tenemos mucho en común, sabemos lo que es luchar, dejar lo conocido de nuestras tierras y seguir nuestros sueños, buscar nuevas oportunidades, porque cuando nos proponemos algo, lo logramos y nos ayudamos unos a otros.

Eso me hace sentir orgullosa, que, a pesar de estar en una tierra lejana a mi país, he encontrado gente parecida a mi que vino a luchar a trabajar, a perseguir nuestros sueños y superarnos.

¿Qué te gustaría que las generaciones más jóvenes sepan sobre lo que significa ser Hispano?

Tengo una hija de 14 años, y en mi casa siempre he intentado inculcarle el amor por mi país, mi cultura, por mis creencias, intento transmitirle lo que yo soy y de dónde venimos y que, a pesar de estar en un lugar diferente, también tenemos un lugar al que pertenecemos. Darle ese sentimiento de pertenencia a un lugar, les da a nuestros hijos la oportunidad de también amar lo que nosotros dejamos atrás o de donde nosotros venimos. Mi consejo para la generación que está creciendo aquí, es que conozcan la cultura de sus padres que sepan de dónde vienen, la razón porque vinieron, sus costumbres, tradiciones, interésense por no perder esa cultura. Y nosotros como padres, en mi opinión, es nuestra responsabilidad transmitirles a nuestros hijos ese amor por nuestra cultura, por el idioma, la ventaja que hay en hablar español, la riqueza que hay en conservar nuestras costumbres nuestras tradiciones y que eso pase de generación en generación. Que nuestros hijos vean que amamos nuestras tierras y aunque estamos lejos, seguimos ligados a nuestras tradiciones va a hacer que ellos se sientan interesados y quieran seguir nuestros ejemplos.

¿Algo de tu historia o de la historia de tu familia que te gustaría compartir?

Llegué a este país hace 12 años, al principio no teníamos mucha idea de cómo iba a ser, pero me he dado cuenta de que, al luchar, al despertarse todos los días y proponerse buscar oportunidades nuevas, uno puede lograr muchas cosas. Estamos en un país de oportunidades y no es fácil, muchas veces la gente piensa que al venirse para acá quiere decir que se te van a abrir las puertas así de una vez y no, uno se tiene que levantar todos los días a luchar, a trabajar, a buscar nuevas oportunidades, siempre encomendados a Dios. Dios abre esas puertas para que nosotros encontremos como superarnos y como seguir adelante.

No nos demos por vencidos, no estamos solos. Aunque físicamente, tal vez hemos dejado muchas cosas atrás, acá podemos encontrar una familia, amistades que a veces pueden llegar a ser más unidos a nosotros que nuestra propia familia. Así que sigamos luchando por nuestros sueños, por nuestros hijos, por lo que tanto queremos. Yo soy un vivo ejemplo de que no es imposible, cuesta mucho y es un sacrificio grande el que estamos haciendo todos, pero al final del camino, vale la pena.