Return to Headlines

Mes de la Herencia Hispana: Fabian Armendariz, Director de División, Operaciones

Mes de la Herencia Hispana 

Durante el Mes Nacional de la Herencia Hispana, festejamos y honramos el trabajo, ejemplo y aportaciones de algunos miembros del personal de las Escuelas Públicas de Wichita. Estas son sus historias:

Fabian Armendariz

Director de División, Operaciones

¿Por qué te enorgullece ser Hispano?

Estoy orgulloso de ser Hispano porque es una parte de mí. Nací en México, mi familia todavía vive en México, y la fundación y cultura que el ser mexicano me han dado es algo indescriptible, es parte de lo que soy. Incluso mis papas, que ahorita viven en México, la fundación que ellos me dieron, basado a como ellos crecieron es algo que me ha impactado para el resto de mi vida y realmente no estaría yo en donde yo estoy si no fuera hispano. Lo más raro es que ahora que soy ciudadano americano, siempre en el mundial México es lo primero y siempre será mi primer equipo. Es el lugar de donde vengo, es parte de mí, es mi fundación. El ser bicultural, entender, ver las cosas de una manera muy diferente me han abierto puertas no sólo profesionalmente sino, en mi vida personal también. El ser hispano es algo que siempre llevare conmigo y algo que me enorgullece.

Quizá sea la perspectiva que te da el ser hispano y la formación de mis papas. Mi papá me enseñó que siempre te vas a trabajar porque tienes la responsabilidad de tu familia y ese ejemplo siempre lo he llevado conmigo. El hecho de que entiendo la cultura de nuestros estudiantes un poquito más, también me ha abierto algunas puertas, me ha dado la oportunidad de explicar a otras personas, que quizás no entiendan, porque nuestra comunidad responde de esta forma o por que hacemos tal cosa. Esa perspectiva, al nervio en el que vivimos y nos hace actuar de cierta forma es algo tan difícil de describir y que cargamos dentro de nosotros y que jamás se nos olvida.

Mi amor a la música, al Mariachi, a la norteña que es la música con la que crecí; todo eso es una parte muy grande de la persona que soy y siempre quiero educar a otras personas sobre lo bellísima que es la cultura hispana, de todas las tradiciones que cargamos; desde la navidad, las posadas, el día de los muertos, la unidad familiar, que quizás no se ve en otras culturas pero que nosotros tenemos y esa necesidad de ayudarnos los unos a los otros, porque así como cuando recién llegamos a este país y alguien nos ayudó, así que debemos de regresar ese mismo favor y ayudar a otras personas.  De no ser por quienes nos ayudaron, a mi o mi familia, personalmente, no estaría aquí.

Con nuestra comunidad hay un respeto muy notable por la educación, tal vez porque muchas de nuestras familias no hubiesen tenido el mismo acceso a la educación allá en México o en sus países de origen. Yo soy una de esas personas; en México hubiera tenido que viajar una hora diaria en el autobús para poder seguir mis estudios. Por eso las oportunidades que tenemos aquí, en cuanto a educación, las respetamos y a los maestros, a los directores, a esas personas que trabajan en nuestro sistema educativo y es algo que no sé si se ve en otros lugares.

¿Qué te gustaría que las generaciones más jóvenes sepan sobre lo que significa ser Hispano?

El orgullo hispano es muy importante. Hubo una etapa en este país donde ser hispano o poder hablar español no era algo que se decía o hacía, y ahora eso ha cambiado y por eso es importante que nuestros estudiantes sientan ese orgullo de ser hispanos. Que, aunque hayan nacido aquí sepan de dónde vienen, de donde es su familia y exponerlos a la música, a la comida, al idioma, que comprendan los sacrificios que ya llegando aquí también se tuvieron que hacer; porque no se habla el idioma, por discriminación, o muchas otras cosas. Este país está cambiando, y aunque somos muchos y seamos más, no hay que dejar que se pierda la historia de todas las luchas y sacrificios que se han hecho para poder llegar a donde estamos hoy. Hagan lo posible por guardar y recordar las historias de su familia, para que no se les olviden, pregunten a sus papás, o a sus abuelos cómo fue su viaje aquí porque para poder honrar su historia primero hay que conocerla. Para mí esas historias me hicieron ver a mi papá de una manera muy diferente, escuchar los sacrificios que hizo durante todos esos años que viajaba aquí a Estados Unidos cómo indocumentado; venir de México, tener que cruzar el desierto y pasar días sin comer, sin tomar agua y poder sobrevivir para cruzar la frontera.

Yo me acuerdo de cómo nosotros cruzamos la frontera ilegalmente o como indocumentados. Recuerdo ver a migración y nosotros tener que correr hasta donde fuera, incluso, fuimos arrestados por ellos y pasamos una noche en una cárcel migratoria. A veces pienso en cómo estuvo la situación hace dos o tres años, y en cómo hubiera reaccionado si me hubieran separado de mi mamá, yo a los 10 años, el nivel de trauma que hubiera causado en mí.

Otra cosa que, por lo menos, para mi es muy importante, que sea ejemplo la educación de que todo se puede en este país. Para mí eso es lo que ha sido lo más importante y por eso ahorita estoy intentando sacar mi doctorado, estoy estudiando por eso, me queda mucho camino por recorrer, pero es un ejemplo que quiero darles a mis sobrinos de que todo se puede. El acceso a la educación en nuestros países no es como aquí y tenemos que elevar la expectativa, muchos jóvenes quieren salir de preparatoria y trabajar, pero también necesitamos lideres, lideres hispanos en este país que está cambiando, y aunque somos mayoría en muchos lugares, en los puestos de liderazgo, no se refleja la población a la que sirven y parte de eso es porque no tenemos representantes hispanos realmente. Necesitamos representantes, necesitamos personas que estén equipadas con la educación necesaria y de calidad para poder servir a la población que somos.

 Igual el idioma, hagan lo posible para que no se pierda ese idioma, que el español siga, y lo practiquen de manera regular porque no sólo es una ventaja en este país, sino porque en este país el ser bilingüe se está convirtiendo en el futuro.

¿Algo más de tu historia o de la historia de tu familia que te gustaría compartir?

Mi mama ha sido el mayor ejemplo en mi vida, ella es una de 13 hermanos y tiene una educación de tercer grado de primaria. Mi abuelo murió cuando ella tenía 13 años y eran tan pobres que mi abuela tenía que lavar ropa de otra gente para poder mantener a sus 13 hijos. Mi mamá solo pudo llegar al 3 año porque no tenían dinero ni para comprar zapatos. Pero con su educación limitada, es una de las personas más inteligentes que conozco, mi mamá, desde siempre ha manejado las finanzas del hogar y siempre tuvo expectativas altas para mí, como el mayor de la familia y si no hubiera sido por esa mujer y el ejemplo que me dio no sería la persona que soy hoy.

Vi a mi mamá sentirse insignificante porque no hablaba el idioma, porque no fue educada y sintiéndose menos sin saber la diferencia tan grande que hizo en mi vida y ha hecho en la vida de muchas personas. Ella llevo una vida “invisible” sin saber el gran impacto que tuvo en nuestras vidas, y aunque tenía que depender de nosotros para traducirle, hoy soy quién soy gracias a ella. Eso es lo que quisiera compartir, no importa en el nivel que estes, estas haciendo una diferencia en la vida de alguien, no se sientan invisibles, no lo son.

Lo mejor que dieron mis papás fue su ejemplo; la ética de trabajo de mi papá que sin importar que, se levantaba y se iba a trabajar y la fuerza de mamá. De no ser por eso no estaría aquí. Ese ejemplo es lo que siempre llevo conmigo.